26 de marzo de 2014

Oreo bañadas

¡Me vais a matar!

Sé que he estado un poquete desaparecida (por eso de que la semana pasada no publiqué nada y he estuve bastante ausente a lo largo de la semana), pero prometo que a partir de ahora intentaré pasarme más por estos lares.

 No voy a prometeros una receta, dos, o tres por semana, pero sí que intentaré publicar algo a nada que tenga algo decente que publicar. Así que os recomiendo que estéis atentos a mi página de facebook y al perfil de twitter para enteraros de cuando publico.

También tengo novedades e ideas en mente, pero eso os lo iré contando por facebook.
Ahora vamos a por la receta, que me enrollo me enrollo y no acabo.

Os traigo unas oreo bañadas en chocolate. Es muy muy sencillo de hacer y la verdad es que están buenísimas; casi casi como las originales.

-> Ingredientes:
         - 200 gr de chocolate negro para fundir.
         - 200 gr de chocolate blanco para fundir.
         - Un paquete de oreo.

-> ¿Cómo se hacen?
        1. Fundimos el chocolate blanco y negro (por separado, no me seáis) al micro. Siempre de 30 en 30 segundos para que no se nos queme.
        2. Preparamos nuestros moldes* y los cubrimos con una capa de chocolate. Ponemos una oreo en cada uno, y terminamos de rellenar.
        3. Metemos el molde en la nevera como mínimo una hora para que el chocolate endurezca.
        4. Sacamos, desmoldamos, ¡y a comer!

NOTAS:

  • *Para los moldes podemos usar moldes para galletas, para magdalenas, lo que tengáis por casa. Pero siempre usad moldes de silicona porque son mucho más fáciles para desmoldar.
  • También podéis bañarlas sin molde, a la vieja usanza.
  • Yo he mezclado dos chocolates por eso de la vistosidad, y porque el chocolate negro es bastante amargo (todo hay que decirlo), pero vosotros podéis hacerlas como más os gusten.


También quiero deciros que Un sueño dulce ¡¡¡me ha dado el premio Liebster Award!!! No voy a nominar, ni a contestar preguntas porque ya me han dado este premio, pero aún así siempre hace ilusión que te tengan en cuenta para cosas así, que valoren tu trabajo y, sobre todo, que guste lo que haces. 
A mi es que estas cosas me hacen feliz :) 




Y esto es todo por hoy. ¡Hasta el martes que viene!
¡Que paséis una semana fantástica!
♥ Gracias por estar al otro lado 
No os olvidéis que podéis mandarme fotos de las recetas si habéis intentado hacerlas, y luego yo las publicaré en el blog.
También podéis seguirme en twitter y en la página de facebook.
Todo lo encontraréis AQUÍ


11 de marzo de 2014

Sorbete de naranja

¡Hola hola!

Sé que no es época de helado todavía para mucha gente, pero en Canarias los días andan algo revueltos y no veáis el calor que hace a las mañanas... ¡si es que apetece comer helado!

Así que yo hoy os traigo este helado maravilloso, peeeeero ¡es sin azúcar!


En la familia tenemos una amiga que es diabética y muy calurosa, pero nunca puede comer helados por el azúcar; y los que puede comer son insípidos. Sí, ya sabeis, esos tipo Zero que no saben a nada, en fin...

Pues el caso es que se me ha ocurrido hacerle helados que ella pueda comer. Bueno, ella, y cualquier persona diabética que me lea, o algún familiar o amigo vuestro.

Así que, con esta receta, quiero abrir la sección "sin azúcar" del blog. La encontraréis arriba, en "Zona sin". Ahí iré enlazando las recetas sin azúcar, sin gluten, sin lactosa...
Estas secciones son para todas aquellas personas que les gusta un buen helado, un rico postre, unas galletas... y no pueden, o no deben, comerlos.

Este helado es riquísimo, y el único azúcar que tiene es el de la naranja, o el de la fruta que le pongáis.

-> Ingredientes:
         - 3 claras de huevo.
         - El zumo de 3 naranjas.
         - 1 cucharada y media de edulcorante.

-> ¿Cómo se hace?
           1. Montamos las tres claras de huevo con el edulcorante.
           2. Agregamos el zumo de naranja y removemos de forma envolvente.
           3. Metemos al congelador unas dos horas.
           4. Sacamos y removemos bien.
           5. Volvemos a meter al congelador una hora y media.


               

NOTAS:
  • La textura de este helado es tipo sorbete. ¡Pero está delicioso!
  • Si queréis hacerlo de otra cosa, solo tenéis que sustituir el zumo de naranja por otra fruta. 


Y esto es todo por hoy. ¡Hasta el martes que viene!
¡Que paséis una semana fantástica!
♥ Gracias por estar al otro lado 


No os olvidéis que podéis mandarme fotos de las recetas si habéis intentado hacerlas, y luego yo las publicaré en el blog.
También podéis seguirme en twitter y en la página de facebook.
Todo lo encontraréis AQUÍ


4 de marzo de 2014

Huenies



O también podrían llamarse "brownies en cáscara de huevo", pero me gusta esto de ponerles nombres chachis a las cosas. 

Que me recuerda también a cuando éramos pequeños y decíamos que hablábamos chino poniendole "chi" delante a todas las sílabas. Por ejemplo: chiho chila, chihoy chios chitrai chigo chiun chibrow chinie chien chila chicas chica chira chide chiun chihue chivo. (Espero que no lo hayáis leído. Aunque si lo habéis hecho decidme para daros un premio por aguantar estas tonterías). ¡Y nos creíamos chinos de verdad haciendo eso! Ay, qué edad... 

Bueno, pues hablando de niños, y de chinos, aunque los chinos no tienen mucho que ver con esto, ¡os traigo unos brownies dentro de la cáscara de un huevo! Sí, sí, lo que leeis. ¡UNOS HUENIES!
Los vi hace tiempo en el blog de Sandra, pero no me había atrevido nunca a hacerlos porque me parecían lo más complicado del mundo; pero ya os digo yo que una vez que os pongáis manos a la obra no os costará nadita. 
¡Así que vamos allá!



-> Ingredientes: 
          - 12 huevos.
          - 150 gr de chocolate para fundir.
          - 120 gr de mantequilla.
          - 200 gr de azúcar.
          - 130 gr de harina.
          - 3 cucharadas de cacao en polvo.
          - 1 cucharadita de azúcar avainillado.
          - 1 pizca de sal.



-> ¿Cómo se hace?
         1. Preparamos las cáscaras de huevo que vamos a usar como "molde" para nuestros brownies. Con un sacacorchos abrimos un agujerito en uno de los extremos del huevo y lo agrandamos un poquito hasta que nos quepa, más o menos, el dedo meñique. Por ahí será por donde vaciemos el huevo y por donde introduciremos nuestra masa de brownie para hornear.
        2. Vaciamos el huevo en un cuenco y lavamos nuestra cáscara con abundante agua.
        3. Llenamos un bol grande con agua y sal (unos 100 gramos de sal por litro de agua) y sumergimos todas las cáscaras que vamos a usar para hornear en el bol, más o menos, media hora.
        4. Sacamos las cáscaras del bol y dejamos secar.
        5. Ayudándonos de un embudo, que colocaremos en el agujero que hemos hecho en el huevo, vertemos unas gotitas de aceite dentro de nuestra cáscara. Movemos la cáscara bien para que el aceite se impregne en todas las paredes y luego no se nos pegue el brownie. Retiramos el exceso y reservamos las cáscaras ya engrasadas.
       6. Ahora vamos a por nuestra masa de brownie. En un bol ponemos la mantequilla y el chocolate y lo ponemos a fundir al micro.
       7. En otro bol batimos los huevos (3, que sacaremos de las cáscaras que hemos vaciado anteriormente) y el azúcar hasta que estén disueltos, pero sin que lleguen a montar.
       8. A esta mezcla, añadimos nuestra mezcla de chocolate y mantequilla, y removemos bien hasta que se integre todo. 
       9. Agregamos los ingredientes restantes (harina, cacao, sal, y azúcar avainillado), y seguimos mezclando hasta que nuestra masa sea homogénea.
     10. Pasamos nuestra mezcla a una manga pastelera y comenzamos a rellenar nuestras cáscaras. Sólo las rellenaremos 3/4 partes de su capacidad.
     11. Colocamos nuestras cáscaras en un recipiente apto para horno que nos permita mantenerlas más o menos derechas, y horneamos a horno precalentado a 180º unos 20 minutos.
    12. Sacamos, retiramos el exceso de masa y limpiamos nuestra cáscara con un paño húmedo, y dejamos enfriar.


            


NOTAS:
  • Al comenzar a vaciar las cáscaras, acordaos de vaciar 3 huevos en el mismo bol y el resto en otro diferente; esos 3 huevos serán los que utilicemos luego para nuestra masa de brownie.
  • Si queréis darle color a vuestros huevos, poned unas gotitas de colorante en el agua con sal que usaremos para quitarle las bacterias.
  • Limpiamos las cáscaras cuando están recien sacadas del horno porque al estar calientes es más fácil quitar los restos de brownie que se quedan pegados. Si se enfrían os costará mucho más que queden bien limpios antes de servirlos.
  • Acordaos que la boquilla de la manga tiene que ser de un tamaño menor que el agujero que habéis hecho en el huevo, sino os será imposible rellenarlo.
  • No os olvidéis que cada horno es diferente,  así que cuidado con los tiempos y las temperaturas.


 Y esto es todo por hoy. ¡Hasta el martes que viene!
¡Que paséis una semana fantástica!
♥ Gracias por estar al otro lado 

No os olvidéis que podéis mandarme fotos de las recetas si habéis intentado hacerlas, y luego yo las publicaré en el blog.
También podéis seguirme en twitter y en la página de facebook.
Todo lo encontraréis AQUÍ

Blogging tips