10 de abril de 2015

Angel Food Cake


¡Hola!

Después de toda la Semana Santa y los días de descanso, para los que pudieron descansar, claro... jajaja he querido traeros un postre dulce, pero ligero. Es como saborear un poquito de nubes :)

¡Un Angel Food Cake! 
Este bizcocho es un clásico de la repostería americana y, aunque puede parecer muy frágil, no lo es tanto cuando se enfría.

Es muy sencillo de hacer pero tiene algunos puntos que tenemos que tener muy en cuenta. Por ejemplo, batir bien las claras para que la masa quede aireada y no engrasar nunca el molde para que el bizcocho "trepe" por él.
Angel Food Cake

Ingredientes
12 claras de huevo (yo he usado claras pasteurizadas)
130 gr. de harina
430 gr. de azúcar
1/4 de cucharadita de sal
1 cucharadita de cremor tártaro o zumo de limón
1 cucharaditas de extracto de vainilla

Para comenzar precalentamos el horno a 180º, con calor arriba y abajo, y tamizamos la harina varias veces en un bol. Reservamos,
Ponemos, en el bol de la batidora, las claras, la sal, y el cremor tártaro/zumo de limón, y batimos a velocidad baja hasta que espumen. Cuando hayan espumado, aumentamos la velocidad de la batidora y continuamos batiendo hasta que se formen picos blandos. Vamos añadiendo el azúcar, sin dejar de batir, cucharada a cucharada; y luego el extracto de vainilla. Continuamos batiendo hasta que obtengamos un merengue brillante y, cuando levantemos la varilla, el merengue se mantenga firme.
Agregamos la harina de 3 veces, mezclando con una espátula de silicona, haciendo movimientos envolventes hasta que se integre con nuestro merengue.
Ponemos nuestra masas en el molde especial para Angel Food Cake y alisamos un poco la superficie con una espátula.
Horneamos a 180º unos 40 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.
Pasado este tiempo, sacamos del horno y ponemos el molde boca abajo sobre una rejilla durante, aproximadamente, una hora. Pasada esta hora, desmoldamos, pasando una espátula por el borde del bizcocho, y dejamos enfriar del todo sobre una rejilla.

Es un bizcocho muy ligero que podréis acompañar de nata, fruta fresca, chocolate, helado... ¡Aunque solo también está riquísimo!
Si os animáis a prepararlo ya sabéis que me encanta que me contéis vuestra experiencia y/o vuestras dudas :)

Os recuerdo que tenemos un sorteo activo aquí en el blog y otro sorteo en Facebook!! Para participar pinchad aquí y así os enteráis de todo.

Nos vemos la semana que viene

¡No te olvides de suscribirte si no quieres perderte nada!

2 comentarios:

  1. Me ha entrado un hambre de repente jaja, tiene buenisima pinta haces unas recetas estupenda y además es que las fotos no pueden ser mejores.

    Me quedo de seguidora por tu blog, si te apetece seguirme estaré encantada de recibirte, besos

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta Nisa, nunca ha hecho un ángel-food ni lo he probado, este se ve magnífico y el corte es espectacular gracias por la receta.
    Un besito y feliz finde.

    ResponderEliminar

Blogging tips